Un mundo de colores ...



sábado, 25 de julio de 2009

Lo que es un hijo para una madre...

Era un frio día de invierno aquel en el que llegaste...fue una sorpresa, llegaste antes!...cuántos dolores si, pero cuánta alegria al verte por fin..Lo primero que dije, luego de gritar como loca por la emoción fue: "que bonito que sos"...y lo eras, y tus ojos me miraban fijo...y ahi nomás me enamore de vos para siempre...La primera vez que te alimente, la primera vez que cambie tu pañal, tus primeras lágrimas, tus primeras sonrisas...como ibas creciendo hijo querido...
Y llegaron las primeras comidas, los primeros dientes, las primeras caidas...los abrazos y besos, las caricias, las risas, y tu rostro sonriente cada mañana...y la luz de tus ojos iluminando mi vida, nuestras vidas...
Y creciste...tus primeros balbuceos, tus primeros "pa" o "ma"...tu primer año de vida...tus primeros pasos, y tu risa siempre constante....tus primeros dolores, tu llanto, tu tristeza....
Nuestros dias juntos, los juegos, los mimos, la diversión, las salidas....tus primeras palabras, tus primeras frases...tus primeros berinches, tus primeros caprichos....
tus abrazos, tus besos, tu risa contagiosa...tu alegria, tu bondad, tu carisma..
tu "mamá", tu "papá", tu "tru-tru", tu "guau-guau", tu "lette" , pedida de noche o de tarde para hacer tu "chieta"...
Nuestra espera, nuestra ansiedad, nuestras alegrias, nuestas preocupaciones, nuestros retos, nuestros enojos, nuestra admiración, nuestra felicidad eterna, para siempre... por tenerte, por mimarte, por mirarte, por agradecer que estás sano, que sos feliz, que podés jugar, hablar, correr, reir, llorar...
Nuestra alegria de que seas sangre de nuestra sangre, de poder mimarte y que nos mimes... para siempre...
Sos nuestro hijo, sos mi hijo del alma, te adoro y todas las palabras que pueda escribir aqui no rozarían siquiera la inmensa alegria y el inmnenso placer que me da tenerte como hijo...
Quiero hacerte feliz el resto de la vida que compartamos...

2 comentarios:

...:: oO El Agujero Negro™ Oo ::... dijo...

No podría imaginar una forma más pura y sincera de expresar tu amor por esa personita que llegó para cambiar tu vida de manera rotunda. Todavía no tengo hijos, pero sí tengo un sobrino que me hace sentir cosas muy parecidas a vos: ese amor inconmesurable, esa ternura que te da ver el brillo de sus ojos, que te da cuando corren a vos con esa sonrisa con dientes espaciados y redonditos. Me encantó tu relato, y me gustó mucho tu blog. Estaré siguiéndote. Te mando un saludo! :) Elu

Soledad dijo...

hay una frase que deja de ser una frase hecha cuando uno tiene un hijo y es que "un hijo lo cambia todo"...
gracias por seguirme en este tren de mimos y locuras..
saludos para vos tb..